Sistema Solar Comestible

Aprender sobre planetas puede ser divertido y también delicioso

Para hacer la actividad del sistema solar con comestible necesitas:

  • Un plato, si tienes un plato de color obscuro mucho mejor para que resalte más el color blanco de las órbitas.
  • Frutas u otro tipo de alimentos de diferentes tamaños. Aquí algunas ideas de alimentos: naranja, uva, plátano, kiwi, fresa, peperoni, queso, manzana, mora.
  • Yogurt para hacer la forma de las órbitas.

PASO 1: Prepara los alimentos que deseas utilizar para cada planeta. Si es necesario cortar algún alimento en rebanadas, puedes pedir ayuda de un adulto.

PASO 2: Coloca el Yogurt en una duya o en una bolsa ziploc con un pequeño orificio para hacer el diseño circular de las órbitas en el plato.  

PASO 3: Coloca la naranja (o huevo) al centro, como si fuera el sol.

PASO 4: Coloca el resto de las frutas y alimentos alrededor de la naranja como se muestra en la imagen o como consideres que se parece más al sistema solar.
Recuerda que hay varias alternativas para resolverlo, ¡Puedes crear tu propio diseño!

PASO 5: ¡Disfruta tu snack espacial!

Puedes extender este tipo de aprendizaje haciendo un dibujo, leyendo información interesante sobre el sistema solar, o hacer un sistema solar con piedras que encuentres en tu jardín o en el parque.
Visita nuestro post de “Arte en piedra: Los planetas” para conocer los materiales que necesitas.

¿Te gustó esta idea?
Compártela a alguien que la pueda necesitar. ¡Desarrollemos el potencial de nuestros niños con más actividades creativas en casa! 

Compartir