Pintura mágica

¡Pintura que crece magicamente!

Además de trabajar la creatividad, con esta actividad podrás explorar texturas y experimentar cómo cambia de tamaño el dibujo al expandirse la pintura.  

Para esta actividad necesitas:

  • 1 taza de harina
  • 1 cucharada de sal
  • 3 cucharadas de polvo para hornear
  • Un poco de agua
  • Colorante de alimentos de varios colores
  • Bolsitas pequeñas (de preferencia resellable como ziploc)
  • Hoja de papel para hacer el dibujo usando la pintura

    Nota importante: En esta actividad se recomienda la asistencia de un adulto ya que se necesita usar el microondas.

PASO 1: Mezcla la harina, sal, polvo para hornear y poca agua para formar una masa. La masa no debe quedar muy espesa.

PASO 2: Separa la masa en 2-5 diferentes moldes. A cada masa le puedes poner un color distinto de colorante.  Asegúrate de mezclarlo bien para que toda la masa quede del mismo tono.

PASO 3: Pon cada masa de color en una bolsita y ciérrala. Ya que tengas tu bolsita cerrada, corta una esquina para hacer un pequeño orificio. Si prefieres, también puedes usar tus pinturas con pincel. 

PASO 4: En la hoja de papel, haz un dibujo con tus pinturas mágicas. Cuando hayas terminado el dibujo, mételo unos segundos al microondas. ¡Observa cómo cambia de tamaño!

Enséñanos tu dibujo etiquetando tu foto @thinkybox

¿Te gustó esta idea?
Compártela a alguien que la pueda necesitar. ¡Desarrollemos el potencial de nuestros niños con más actividades creativas en casa! 

Compartir